0

Ampolletas de ahorro de energía

Estas ampolletas son tubos fluorescentes con mejor diseño. El problema es que la luz que proyectan parpadea (lo que afecta negativamente al cerebro causando insomnio, depresión, etc.) y son extremadamente tóxicas cuando se quiebran pues contienen mercurio. Hay que ser muy cuidadosos al botarlas. De hecho, se deberían desechar en un espacio destinado a materiales altamente tóxicos (el cual aún no existe!).

Acá va el documental “Luz Tóxica, el lado oscuro de las bombillas de bajo consumo”, producido por la productora alemana ZDF (y después traducido al Español por la Deutshce Welle), que muestra claramente de qué se tratan estas engañosas ampolletas.

El mejor sistema, ¿entonces? Compra ampolletas normales y apaga las luces a menudo. Conciencia es ahorro, así de sencillo!

 

-->