1

Náuseas

En el embarazo, durante los primeros meses, es posible que sientas náuseas. Una buena forma de paliar este desagradable síntoma es comer 6 veces al día pocas cantidades, evitar los lácteos y las carnes rojas. Además, agregar un trozo de jengibre fresco en las tazas de té o infusiones que tomes te ayudará entormemente!

El libro “Sana tu Cuerpo” de Louise L. Hay, habla de la causa mental de las enfermedades. La autora dice que las náuseas son “miedo, rechazo de una experiencia o una idea” (Urano, p.51). Ella propone repetir la siguiente afirmación positiva para disminuir el problema: “Estoy a salvo. Confío en que el proceso de la vida me aporta sólo el bien”. Si repites varias veces esto a diario, tu malestar disminuirá.

Otro buen consejo es que te expreses. Comunica tus sentimientos. Si no tiene con quién hablar o si prefieres, también puedes escribir lo que te pasa, sin filtro. Una vez que termines, quema el papel! Verás cómo te relajas y te liberas de las aprehensiones, miedos, impotencia, rabia y frustraciones que llevas contigo. Esto te ayudará en el proceso de aceptar la realidad de tu embarazo y de sentirte privilegiada por ser la portadora del milagro de la vida en tu interior.

-->