0

Descalzo

Andar descalzo es lo mejor que nos puede pasar. Nuestro cuerpo se carga durante el día con la electricidad que nos rodea de computadores, luces, electrodomésticos, máquinas, wifi, etc. lo que estresa enormemente nuestra salud. Por eso, para mantenernos descargados, relajados y felices, es imperativo salir al pasto al menos una vez al día por 10 minutos para caminar descalzos. Si has escuchado de reflexología, sabrás que todos los organos de nuestro cuerpo están en la planta de los pies. Por eso, si caminamos descalzos estaremos estimulando el bienestar de todo nuestro sistema físico.

Además, es divertido, rompe la rutina y es enormemente saludable. Si tus hijos no quieren usar zapatos, no te preocupes, déjalos disfrutar y correr descalzos (sin importar el clima), eso fortalecerá su sistema inmune y su paz interior.

Tener los pies sucios y las manos con barro es sinónimo de felicidad.

-->