0

Jardín de hadas

La magia debe ser una constante en la infancia. Hacer un jardín de hadas es una maravillosa oportunidad para anclar la magia (y alejar las pesadillas) en la pieza o en el jardín de nuestros hijos.

Las instrucciones a seguir son fáciles: Selecciona un lugar especial en tu jardín o en la habitación de los niños. Recolecta luego retazos de tela, ramitas, flores, hojas, corcho, cuerda, cintas, conchas, brillantina, figuras de animales, dulces, agua, lo que quieras!  Invita a tus hijos a crear un lugar de juegos para las hadas y ayúdales a pintar, construir, organizar y dar a luz este mágico lugar. Lo único que necesitas es creatividad desbordante.

Para los niños hombres puedes usar colores tierra, conchas, ramas y otros materiales que ellos quieran. Puedes, incluso, crear un “jardín de gnomos”, si prefieren.

Lo más importante es que, cuando el jardín esté terminado, hagas una pequeña ceremonia con tus niños para invitar a las hadas a ese lugar. Cierren los ojos, imaginen este nuevo espacio lleno de seres mágicos jugando felices y agradezcan sinceramente la presencia de estos seres en sus vidas. Sigue cuidando este espacio para que no se desarme ni se arruine. Verás cómo tu jardín brilla y florece! (y tus niños también).

Aquí un buen sitio en inglés para inspirarse.

-->