0

Televisión

¿Es buena o mala para los niños? Más allá del contenido o la cantidad de horas que pasen los niños (y los adultos) frente a la televisión, nos enfocaremos en la contaminación electromagnética que ésta (y todos las máquinas que se enchufan), emiten.

Ver televisión por más de una hora seguida es tóxico para la salud. Y tener este aparato en la habitación, ¡peor! Lo que debes saber es que aún apagada, la televisión emite ondas electromagnéticas que afectan negativamente al cuerpo humano, causando trastornos de sueño, depresión, cambios en la presión arterial, dolores de cabeza, deshidratación, cáncer y un largo etcétera.

La electricidad vibra a una menor frecuencia que el cuerpo humano, por eso después de ver televisión o usar el computador nos sentimos sin energía vital.

El Doctor Masaru Emoto llegó a la conclusión de que el contenido que emite la televisión ayuda a disminuir el daño que ésta produce. Si ves programas de animales, de hadas o contenido alegre y positivo, estás beneficiando tu salud en vez de arruinarla.

Para revertir los efectos de la contaminación electromagnética puedes:

– Caminar descalzo sobre el pasto por al menos 10 minutos al día.

– Usar orgones para reducirla al mínimo en tu casa u oficina.

– Tomar al menos 1 litro de agua mineral o filtrada al día.

– Comer verduras y frutas en un 80% de tu dieta (ojalá orgánicas).

– Tomar multivitamínicos para reforzar tu sistema inmune y el de los niños.

– Reírte, disfrutar, dejar el stress de lado.

– Meditar.

– Desenchufar todos los dispositivos electrónicos en tu casa. Enchufarlos sólo cuando los uses.

– Sacar televisiones, radio reloj, cargadores de celular, equipos de música, etc., de tu habitación y de la de tus niños.

-->